Buscar temas sin respuesta | Ver temas activos Fecha actual Lun Oct 21, 2019 10:05 am


COMUNIDAD EN ESPAÑOL DE MACROSS Y ROBOTECH: EXPANSIONES Y DESARROLLO DE JUEGOS, SUBTITULADO DE SERIES Y PELÍCULAS (SKULL TEAM FANSUB), RADIO, TV, SERIES ONLINE, ARTE, VIDEOS, MODELOS 3D Y LA MEJOR INFORMACIÓN DE TUS PRODUCCIONES FAVORITAS.

Responder al tema  [ 1 mensaje ] 
 ¿Y fueron felices para siemrpe? - Capitulo 2 
Autor Mensaje
Cabo
Cabo
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Mar 25, 2010 9:40 pm
Mensajes: 35
Nota ¿Y fueron felices para siemrpe? - Capitulo 2
capitulo 2
"los fantasmas se hacen presentes"

RICK
Lisa se fue temprano al nuevo satélite fabrica, ni si quiera la sentí levantarse, solo la sentí cuando me dio un suave beso en la frente de despedía, desperté y la vi alejarse y tomar su abrigo. tomé su mano antes de que estuviera demasiado lejos
-¿te vas sin despedirte?- pregunté
-no quería despertarte- dijo ella mientras se abrochaba su abrigo
-prefiero despedirme de ti a seguir durmiendo- dije con una sonrisa que ella contesto
-debo irme, mi transporte me esta esperando-
-esta bien- dije y me levanté -cuídate- agregué cuando estuve a su lado
-tú también- dijo ella ordenando un poco mi cabello
-suerte allá arriba- dije tomando su mano entre las mías
-y a ti también en la recepción- dijo Lisa y tomó su bolso y camino hasta la puerta de la habitación -dale mis saludos a los sobrevivientes, en especial a Griffin-
-eso haré- dije caminando hasta ella
-adiós-
-adiós- dije y le di un rápido beso, la vi a través de la ventana alejarse y entonces mi cabeza comenzó a trabajar alocadamente, y la misma pregunta se repetía en mi cabeza ¿Como estará Sue?
Mientras el agua caliente de la ducha corría, los recuerdos corrían por mi mente. recorría las largas jornadas con Sue, discutiendo la misión, contándole mis aventuras, ella siempre parecía deseosa de saber cosas mías y cada vez que yo le contaba algo ella me miraba con sus hermosos ojos abiertos de par en par y con una atención única que me hacia olvidar todo lo demás. por otro lado ella siempre estaba de acuerdo con todas mis decisiones, cosa que rara vez ocurría con Lisa, lo que hacía que la admiración que Sue sentía por mi me hiciera sentir casi embobado.
Con el tiempo las cosas se pusieron más afectuosas, un roce leve de manos, una caricia inocente de vez en cuando, una que otra cena a la luz de las velas y finalmente lo sucedido en la sala de juntas, donde Sue sin miramientos me había dicho que sentía algo por mí y se me había acercado provocadoramente, como lo había hecho en otras ocasiones, pero esta vez con una decisión que se notaba en sus ojos. En esta ocasión Sue venía de una filmación en vuelo y aun traía puesto el ajustado traje espacial, el que se ajustaba a su figura perfectamente, figura la cual yo no había podido dejar de admirar desde que había entrado en la sala de juntas . Era tarde y quedaban muy pocas personas en esa área del sdf-3, lo que al parecer motivo la conducta desinhibida de Sue, quien se acerco a mi y traté de controlarme todo lo que pude, pero en el instante en que comenzó a jugar con mi cabello y a susurrarme al iodo lo mucho que me admiraba, todo mi autocontrol desapareció. Finalmente nos besamos apasionadamente y creo que de no haber sido por las alarmas de ataque, las cosas hubiesen pasado a otro punto, el cual me eriza la piel de solo pensarlo.
Sentir la figura perfecta de Sue sobre mis dedos, era una sensación electrizante y no pude evitar preguntarme si Sue seguiría tan hermosa y su cuerpo seguiría igual de perfecto.
Me encontré mirándome al espejo y note que habían comenzado a aparecer canas en mi cabello. ¿Cuándo habían aparecido y porque no me había dado cuenta?. Los años se están haciendo presentes en mi y obviamente ya no soy el mismo Rick que Sue había deseado en Tirol, pero ¿le importara a ella que ya no sea el mismo?
Termine de abrocharme mi chaqueta y mire en el espejo mi uniforme de Almirante de 5 estrellas. como habían cambiado las cosas ahora soy feliz siendo almirante, disfruto y estoy orgulloso de mi trabajo, hasta el punto de extrañar cada vez menos el volar, a pesar de no querer reconocérselo a Lisa porque sabía que ella había tenido razón al insistir en mi nombramiento, ella siempre parece estar un paso delante mío, es como si me conociera mejor que yo mismo, pensé con una sonrisa la que después de unos momentos desapareció y se volvió preocupación ¿acaso sabrá Lisa lo que me pasa con Sue?, Pensé pero el timbre me saco de mis cavilaciones, era mi transporte que me venia a buscar.

LISA
Mientras se celebraba la ceremonia de bienvenida a los oficiales que habían sobrevivido a la misión Júpiter que se había dado por perdida hace años atrás yo caminaba junto a mi escolta por los pasillos del nuevo satélite fabrica que se había construido cerca de la Luna y hacia donde había salido temprano en a mañana
-buenos Días almirante, un gusto tenerla a bordo- me saludo un oficial zentraedi
-es un gusto para mi estar aquí teniente- dije con una sonrisa mirando al joven zentraedi, que estaba en su tamaño natural, desde una plataforma
-tenemos todo preparado para que vea las nuevas modificaciones que tenemos preparadas para la nave- dijo el teniente
-me parece bien, pero primero quiero saber como esta mi pequeño Dranin- dije y luego reí -bueno para ser honestos nunca fuiste muy pequeño-
-bien almirante, y ¿cómo esta usted y Roy?-
-muy bien Dranin, ambos estamos de maravillas- dije con una sonrisa y luego agregué -¿y Kaziana?, ¿Cómo esta mi amiga Kaziana?-
-muy bien tía, digo Almirante-
-esta bien Dranin, no te preocupes-
-ya llegamos, el comandante le mostrara los planes que tenemos para el sdf-5- dijo Dranin
La reunión duro cerca de tres horas y durante esas tres horas el fantasma de Sue Graham se alejo de mi mente, lo único que me preocupaba era el sdf-5 y los complicados adelantos técnicos que había insistido en llevar adelante, a pesar de la oposición de los científicos
-me parecen muy bien las modificaciones, es lo que esta de acuerdo con los planes que tenemos para el sdf-5, muy buenas ideas Capitan Yen y felicito a todo su grupo de ingenieros y técnicos- dije al termino de la reunión poniéndome de pié
-muchas gracias Almirante, viniendo de usted es todo un cumplido-
-gracias Comandante- dije con una sonrisa
-le parece si ahora nos dirigimos a los hangares de construcción, para que vea los nuevos retoques al casco de la nave y para que también vea la nueva generación de Alfas que estamos construyendo- dijo el comandante
-me parece una genial idea- dije y comenzamos el camino. Revisamos todas las instalaciones y no pude quedar más contenta con el resultado. Finalmente fue el mismo Dranin quien me acompañó hasta mi transporte junto con mi guardia personal, la que a mi pesar me sigue a todas partes.
-bueno Almirante espero que esta visita haya sido de su agrado-
-ciertamente lo fue Dranin, quede muy contenta con lo que vi-
-me alegro hemos trabajado duro-
-me lo imagino, tu madre debe estar orgullosa de ti y ciertamente tu padre lo estaría si viviera, eres muy parecido a él- dije con voz maternal
-graicas Almirante-
-no tienes nada que agradecer Dranin, si pudiera te abrazaría para despedirme pero es un poco difícil- dije con una sonrisa
-esta bien tía no se preocupe- dijo Dranin sonriendo también
-adiós- dije Saludando a Dranin desde la puerta de mi transporte
-adiós- contesto Dranin saludándome también y unos instantes después subí a mi transbordador y uno de los miembros de mi guardia personal cerró la puerta.
Llegue a la tierra en cosa de minutos, pero mi viaje al nuevo satélite fabrica había tomado tanto tiempo que solo me dirigí al comando central en busca de algunos documentos en los cuales era necesaria mi firma y a ver si había alguna novedad, luego me dirigí a casa y encontré en ella a Rick esperándome
-¿como estuvo tu viaje para ver a tu nuevo hijo?- dijo Rick sonriendo
-muy bien, estoy muy contenta con los resultados, además he de decir que Dranin es cada día mas parecido a Breetai y tiene el mismo buen juicio que su padre en cuanto a la construcción de naves-
-es su padre no, probablemente lo heredo de él-
-es lo más probable-
-entonces ¿todo marcha bien allá arriba?-
-así es y que hay de ti ¿cómo estuvo la ceremonia?- pregunté
-fue algo muy extraño, para los tripulantes de la nave solo han pasado meses desde que abandonaron Tirol y para nosotros han pasado años-
-¿entonces están tal y como dejaron Tirol?-
-así es, fue algo muy extraño pero a la vez increíble, Griffin esta de maravillas y no se convence que toda la pesadilla invid halla terminado-
-me lo imagino- dije y di una pausa para luego continuar -¿pudiste ver a Graham?-
-no Lisa, no la vi, era demasiada la gente que había en el lugar- me contestó Rick serio
-ya veo- dije incrédula y nos dirigimos al comedor y después de cenar nos retiramos a la habitación a dormir porque al día siguiente sería la ceremonia de premiación y yo quería estar en las mejores condiciones.

RICK
Lisa llegó a la casa y el cansancio se veía en su rostro, después de todo estuvo todo el día en el satélite fabrica, revisando la construcción del sdf-5 o de su nuevo hijo, como yo le digo. Porque para Lisa la construcción de cada una de estas naves es como si estuviera criando a un nuevo hijo, su dedicación no deja de sorprenderme y creo que conoce la ubicación de cada tornillo de cada uno de los SDF que se han puesto en órbita.
Pero a pesar del cansancio de Lisa, ella no pudo contenerse y preguntarme acerca de Graham, lo que no dejo de sorprenderme y de preocuparme hasta cierto punto, temiendo que Lisa sospechara más de lo normal al respecto de lo que yo siento por Sue y si bien cuando me preguntó si la había visto le dije la verdad, fue una verdad a medias. Porque si la vi, pero no como yo quería verla.
Porque la verdad es que la vi entre la multitud, si bien no había tenido la oportunidad de hablar con la joven, la había visto en la distancia y seguía siendo tan exóticamente bella como yo la recordaba, con los largos cabellos negros un poco mas negros y mas brillantes de lo que podía recordar y el ajustado uniforme de la expedición realzaba aun más la espléndida figura de la joven que siempre he admirado. Sue Graham estaba tal y como la recordaba e incluso más bella y si para todos los tripulantes del Júpiter el tiempo aprecia congelado, ¿se había congelado el tiempo para Sue?, ¿Seguiría ella pensando en mi?, Me preguntaba una y otra vez, es que no iba a poder dejar de pensar en ello hasta que no hablara con ella, hasta que la mirara a los ojos y me convenciera de una vez de que ella me había olvidado o de que todo seguía tal como en Tirol, lo que me producía sentimientos encontrados, estaba seguro de querer estar con Lisa pero necesitaba sentir las emociones que Sue me provocaba, ese deseo con el que luchaba constantemente en Tirol.
Pero tenía miedo, miedo de dejarme llevar y lastimar nuevamente a Lisa y quizás por ello me quede dormido abrazándola fuertemente, necesitaba de la locura de Sue, pero también necesito la seguridad y la estabilidad que me da Lisa y los pensamientos se enredaban mas y mas en mi cabeza hasta que el sueño me venció.

LISA
Me levante temprano y arregle mi uniforme de gala para asistir a la ceremonia, me di una larga ducha y después procedí a arreglar mi cabello, tal y como había sido mi costumbre desde que se había establecido el cuerpo unido de las fuerzas terrestres y yo me había convertido en la representante de las fuerzas armadas en el consejo interestelar. Y mientras me hacía el moño acostumbrado repare en lo canoso que estaba mi cabello, los ya más de sesenta años que tenía habían pasado la cuenta, luego mientras me vestía observe que mi figura afortunadamente no había cambiado tanto, aun seguía siendo esbelta y atlética.
Tomé la chaqueta del uniforme y como casi nunca había hecho, esta vez decidí poner casi todas las condecoraciones que había recibido, no todas obviamente porque para eso necesitaría usar más de tres chaquetas, pero si puse las más importantes y las que me eran más queridas, que por alguna razón siempre resultaban ser las que había obtenido a bordo del sdf-1 y las que había conseguido cuando aun era una cadete. Finalmente me mire al espejo y no pude evitar una sonrisa al ver por el reflejo a Rick observándome mientras terminaba de abrochar su chaqueta
-te ves hermosa- dijo Rick acercándose
-es solo el uniforme de gala- dije tímidamente
-pues eres a la única mujer de todo el ejercito a la que el traje de gala se le ve glorioso-
-deja de adularme y mejor te apresuras estamos un poco atrasados- dije acariciándole suavemente el rostro
-esta bien vamos- dijo Rick y salimos de la casa para subirnos a una Limosina acompañada de una gran comitiva
Llegamos al lugar de la ceremonia y después de esperar unos minutos para que todo estuviese en orden, la ceremonia dio inicio. Comenzaron unos cuantos discursos y finalmente la premiación y los asensos. Por los años de servicio y por haber sido parte de la expedición que liberaría a la tierra de la amenaza invid todos los miembros de la tripulación serian ascendidos al menos dos grados.
Yo era la encargada de entregarles los nuevos galones a los oficiales ascendidos y comencé obviamente por el Capitan Griffin, quien parecía sorprendido de verme, para empezar con este uniforme nuevo y con el cabello sujeto en un moño y un poco canoso. Luego seguí mi recorrido, colocando los nuevos galones y estrechando las manos de todos los oficiales, quienes me miraban como si estuviesen viendo a una especie de leyenda o de idolo, en especial los mas jóvenes que solo habían oído hablar de mi antes de que la expedición saliera de Tirol o solo me habían visto a la distancia, lo cual ciertamente me hizo sentir un poco incomoda.
Finalmente le correspondía el turno al escuadrón 36 y obviamente yo esboce la mejor de mis sonrisas, la cual se hizo mucho más grande cuando llegué a la teniente Graham
-teniente Comandante Graham, felicitaciones por su asenso- dije Lisa y le coloque los nuevos galones a Graham, le di la mano efusivamente y sonreí como si de verdad estuviese contenta por ella
Coloque mas de 500 galones y estreche igual numero de manos, cuando la ceremonia termino todos nos relajamos y pasamos a un gran salón donde se llevarían a cabo los festejos. Con Rick nos vimos forzados a separarnos, para así poder saludar a la mayor cantidad de invitados. Yo como siempre seguida de uno de los oficiales de mi guardia personal y quien era por decirlo de una manera como una hija para mi, la teniente Caroline Jenssen. La teniente era una mujer alta, esbelta, de cabellos negros siempre perfectamente ordenados a pesar de estar sueltos, de ojos cafés y tez ligeramente morena, era una oficial muy eficiente y creo que el cariño y respeto que siento por ella son completamente retribuidos.
Después de conversar largo rato con el ahora Vicealmirante Griffin, comencé a buscar a Rick con la vista y Jenssen se acerco a mi oído
-el almirante esta en el centro del salón Señora- dijo Jenssen señalando levemente con la barbilla la dirección en la que se encontraba Rick
-gracias- dije he hice un gesto con la cabeza, pedí disculpas a Griffin y comencé a caminar en dirección a Rick, saludando a todos quienes me saludaban en el camino, hasta que vi junto a Rick a Sue Graham conversando animadamente. Solo entonces aceleré un poco el paso y solo saludé agachando la cabeza a quien me saludaban
-espero no interrumpir- dije cuando llegué hasta donde estaban
-claro que no Lisa- dijo Rick con una sonrisa un poco nerviosa
-buenos días almirante- dijo Graham mirándome casi de reojo
-es Almirante General en realidad- dije con una sonrisa cortante - y dígame señorita Graham ¿Qué se siente viajar en el tiempo?-
-es algo muy extraño señora- dijo Graham tratando de sonar respetuosa
-me lo imagino, usted se ha perdido partes tan cruciales de la historia, ha de ser muy extraño- dije en un tono sarcástico
-afortunadamente contamos con archivos históricos muy buenos de lo sucedido en estos años- intervino Rick tratando de relajar la tensión entre ambas
-claro que si y hablando de archivos históricos, dígame teniente ¿Qué pretende hacer ahora que ya no hay invids que grabar para que usted haga sus reportajes?-
-no lo tengo claro aún- contesto Graham un poco dubitativa
-imagino que dejara el ejercito, aquí ya no hay nada importante que grabar- dije dándole una mirada tremendamente fría a Graham
-se equivoca hay cosas muy interesantes que grabar, he pensado en hacer un documental de la vida del almirante Hunter, para tratar de recuperar así los momentos de la vida del almirante que me he perdido- dijo Graham mirando a Rick con unos ojos cargados de una mezcla de admiración y deseo
Me quedé helada, miré a Graham con una mirada que de haber sido cuchillos seguramente la hubiesen asesinado y luego miré a Rick de reojo con un poco de enojo para luego perder la vista en la multitud -he ahí alguien con quién si quiero hablar- dije y pase por el lado de Graham con una cadencia que reflejaba todo mi desprecio hacía ella
-Jack, tanto tiempo sin verte- dije cuando llegué al lado del joven vicealmirante
-Almirante, que gusto de verla y he de decir que se ve más hermosa que nunca- contestó Jack mirándome con admiración y pasándome una copa
-sigues tan adulador como siempre, pero de todas maneras muchas gracias- dije sin aclarar si mis gracias eran por la copa de vino blanco que llegaba a mis manos o por el cumplido
-creo que mas que adulador soy conocido por ser brutalmente honesto- dijo Jack con una sonrisa que me provoco una sonrisa también -tengo algo muy importante que contarte- continuó Jack
-¿qué es?- pregunté
-¿a que no adivinas quien fue asignado a mi comando de vuelos de prueba terrestres?-
-no lo sé, espero que no gente de la misión Júpiter-
-oh no, claro que no, acaban de asignar bajo mi comando a Roy-
-¿hablas enserio?- pregunté sorprendida
-claro que sí, pensé que no lo asignarían a vuelos de prueba-
-yo pensaba lo mismo, pensé que no se atreverían-
-vamos Lisa, todos saben que tú eres la más dura con tu hijo y que no haces diferencias entre él y los demás soldados-
-pues esa es la idea, se lo duro que debe ser para Roy ser hijo de dos "famosos" almirantes-
-ciertamente él trabaja más duro que los demás y todos sus compañeros y superiores saben que esta donde esta por su trabajo y sus méritos y no por ser hijo de la Almirante Hayes o del almirante Hunter-
-yo tuve que vivir lo que él esta viviendo, así que lo comprendo y creo que lo mejor para él es que tanto yo como su padre seamos duros con él en la parte militar-
-he de mencionar de todas formas que te excediste un poco al darle más días de arrestos que a su escuadrón por lo sucedido en la operación Tornado escarlata, en marte-
-bueno el niño tiene que aprender, no quiero que sea conocido por ser insubordinado como un teniente que conocí que iba en la misión a Tirol- dije con una sonrisa
-y hablando de tenientes, ¿puedes creer que Graham este viva?- me preguntó Jack con una mueca
-pues aún no me convenzo-
-yo pense que esa "mujer", por no decir otra cosa, estaba muerta-
-todos pensábamos eso-
-podría haber quedado atrapada en la estela de la Regis y haber desaparecido de la faz de la tierra-
-del universo, créeme de todo el universo- dije bebiendo el contenido de la copa de vino
-¿piensas enviarla lejos nuevamente?-
-no, esta vez no interferir-
-si deseas que alguien la mate, tienes aquí enfrente al primer candidato voluntario-
-gracias Jack- dije con una sonrisa -pero no me tientes demasiado que podría aceptar tu oferta-
-tómalo como un regalo, esa mujer es verdaderamente exasperante por decirlo menos, no sé como Rick la soportó y la tuvo de vídeo- fotógrafa personal-
-yo tampoco-
-en fin Lisa, digo Almirante, debo irme, me esperan en la estación van a probar unos nuevos alfas que acaban de bajar del nuevo satélite fabrica-
-me parece bien, ayer los vi y son una maravilla-
-pues si tengo suerte utilizare los beneficios de ser vicealmirante y volare uno de ellos-
-estas en todo tu derecho pero cuídate ¿de acuerdo?-
-siempre me cuido- dijo Jack y me dio un beso en la mejilla -adiós-
-adios- contesté y después de dar otro vistazo al Salón y comprobar que Rick ahora se encontraba conversando con Scott y Marleen decidí que era hora de retirarme y junto a mi escolta regresé al comando central.

RICK
A Lisa le correspondió entregar los galones de ascenso y como mínimo debo decir que me sorprendió ver lo efusiva y lo prácticamente alegre que se veía cuando le entregó sus galones de teniente comandante a Sue. Después de terminada la ceremonia, todos nos dirigimos a un salón donde se llevaría a cabo los festejos, como es de costumbre con Lisa nos separamos para poder conversar con más gente. Y estaba en medio de mi recorrido, saludando a algunos pilotos que conocía de la misión Júpiter cuando me encontré de frente con Sue, estaba sola cerca del centro del salón y lo primero que sentí fueron sus ojos clavados fijamente en mi, me despedí de los pilotos con los que estaba conversando y camine con una copa en la mano en dirección a Sue, mientras mi corazón latía fuertemente.
-Buenos días almirante, es todo un placer verlo- dijo Sue con su delicada voz
-lo mismo digo, habíamos dado por perdida la misión- dije tratando de sonar neutral
-pero aquí estamos, todos vivos- dijo ella y sonrió
-felicitaciones por el ascenso- dije tratando de buscar conversación
-muchas gracias y felicitaciones a ti también, veo que ahora eres almirante de 5 estrellas-
-para nosotros ha pasado bastante tiempo desde que la misión Júpiter se fue de Tirol-
-y para nosotros no han pasado más de tres meses- dijo Sue y las preguntas se me atoraron en la garganta, me moría de ganas por preguntarle si seguía sintiendo algo por mi, pero no podía hacerlo ni aquí ni ahora
-me parece increíble, es como si hubieses viajado en el tiempo- dije
-así parece, siento que me he perdido tantas cosas, tantas aventuras tuyas- dijo ella con esa sonrisa radiante tan típica de ella y jugueteando con su cabello
-estos años han sido más bien calmados en realidad- dije sonriendo también
-pues espero que me pongas al día lo más pronto posible-
-yo..- estaba diciendo cuando de pronto escuche la voz la Lisa a mis espaldas y simplemente me congele, me puse nervioso, como pocas veces me ha sucedido.
Lisa pregunto con un tono sarcástico si estaba interrumpiendo y rápida y nerviosamente le conteste que claro que no interrumpía, pero creo que me escuche terriblemente poco convincente.
Escuche con nerviosismo y atención la conversación entre Lisa y Sue y la tensión se sentía en el aire, Lisa estaba de pié con una postura tan intimidante que me hacía sentir pequeñisimo y creo que si Sue no fuese tan testaruda y osada como lo es, se hubiese sentido tan asustada como yo, pero lo cierto es que parecía estar desafiando a Lisa con cada respuesta. La tensión llegó a su punto máximo cuando Sue dijo que quería filmar un documental mío, creo que Lisa estuvo a punto de estrangularla y le dio una mirada tan fría y asesina que hasta yo trate de evitarla, pero creo que Lisa se percató de mi movimiento y me miro de reojo, con un enojo que me recordó las miradas de odio que me daba durante el tiempo que estuvimos peleados en Macross cuando la deje plantada la primera vez que íbamos a salir de día de campo.
Después de darme esa mirada de enojo, Lisa perdió la mirada en la multitud y con un ademan de indiferencia dijo que había encontrado a alguien en la multitud con quien si quería hablar y se fue caminando con un paso tan cargado de desprecio y de seguridad cuando paso por el lado de Sue, que no pude evitar seguirla con la mirada hasta que vi que saludo a Backker y se quedo conversando con él, unos cuantos minutos después me percaté que Sue estaba hablándome
-¿Rick me escuchas?- preguntó ella mirándome a los ojos
-ah, ¿qué me decías?- le pregunté a Sue
-que parece que a tu esposa no le gusto nada que yo quiera filmar un documental de tu vida-
-no lo creo, es solo que esta un poco cansada con esto de la construcción del nuevo sdf-5-
-imagino que estará tan ocupada como lo estaba en Tirol-
-más o menos-
-¿y que opinas tú de que yo quiera filmar un documental de tu vida?-
-yo- dije y di una pausa, me moría de ganas de tener a Sue nuevamente a mi lado, pero no quería sonar tan ansioso
-tengo que pensarlo, estoy bastante ocupado- dije calmado
-ya veo- dijo ella y sonrió -pero te prometo que no molestare- dijo Sue tan coqueta como siempre
-dejame pensarlo un poco y apenas tome la decisión te la haré saber- dije
-esta bien, espero que sea pronto- dijo ella con una sonrisa
-te prometo que no te haré esperar mucho-
-bueno ahora mejor me voy antes de que tu esposa se enoje mas - dijo Sue con su delicada voz, se acercó a mi y me dio un beso en la mejilla y se alejó de mi
El beso en la mejilla de Sue me dejo paralizado por unos momentos y cuando volví a reaccionar lo primero que hice fue voltear hacía Lisa, para saber si ella había visto a Sue dándome un beso en la mejilla y para mi suerte descubrí que esta aún conversando con Jack y sentí un gran alivio.
Entonces me acerque a Scott y Marleen que estaba conversando a unos metros míos y después de unos momentos me retire del salón.

LISA
Llegue a casa tarde, después de pasar toda la tarde revisando los últimos planos de construcción del sdf-5 y de preparar un discurso para la reunión de mañana del consejo interestelar.
Al entrar en la casa me encontré con Rick sentando en el Living bebiendo una copa de cogñac
-buenas noches- dije mientras que quitaba la chaqueta del uniforme que ahora solo era el típico uniforme usado todos los días
-buenas noches, te estaba esperando creo que necesitamos conversar- dijo Rick con una voz que sonaba extraña en él, era la voz que utilizaba cuando habían problemas
-claro dime- dije sentándome a su lado y sirviéndome una copa para mi, mientras me quitaba los zapatos
-sé que te molesto la propuesta que hizo hoy Sue respecto a hacer un documental- dijo Rick y luego dio una pausa, supongo que para evaluar mi reacción. Yo solo lo quede mirando esperando que continuara, tratando de fingir calma, cuando en realidad me incomodaba de sobremanera la idea de que esa mujer volviera a trabajar con mi esposo, pero por el momento me molesto más aún que la llamara Sue
-pero creo que sería valioso, así podríamos dejar un testimonio de que fue por lo que trabajamos durante todo este tiempo-
-pues yo creo que ya hay suficiente material sobre nuestra vida en todas las entrevistas que hemos dado, todos los libros que se han escrito y ciertamente los documentales que se han hecho-
-si tienes razón pero...- Rick se quedó en silencio como tratando de pensar en que excusa darme
-escucha, es tú decisión yo estaré de acuerdo con lo que tú decidas. Si quieres trabajar con Graham y que ella haga un documental esta bien- dije dándole una leve palmada en su pierna mientras me podía de pie
-es que no quiero que te enojes, ni que desconfíes del trabajo que ella va a realizar-
-confío en ti Rick y no veo porque tendría que desconfiar de ella- dije mirándolo inquisitivamente
-es solo que tú sabes como son las personas, ya sabes todos los rumores que inventaron en Tirol- dijo Rick nerviosamente
-todos los rumores tienen algo de verdad- dije ya dejando traslucir un poco mi molestia
-escucha Lisa a mi no me interesa lo que la gente diga solo me interesa lo que digas tú- dijo Rick tomándome por la cintura y mirándome a los ojos
-a mí tampoco me interesa lo que diga la gente, y si hablamos de que trabajes con Graham preferiría que no lo hicieras para evitar los rumores que obviamente comenzaran a surgir- dije mirándolo a los ojos también
-ya lo sé, pero si los rumores surgen nuevamente, quiero que sepas que tú eres la única para mi, hemos pasado por demasiadas cosas juntos jamas amaría a otra mujer como te amo a ti-
-yo también te amo Rick, escucha si trabajas o no con Graham es tú decisión, y sea cual sea la que tomes yo no me enojare ni nada por el estilo, confió en ti- dije con una sonrisa
-gracias- contestó Rick
-ahora me voy a dormir mañana me espera un largo día- dije y comencé a caminar hacia la habitación no sin antes haberle dado a Rick un beso fugaz en la boca, un beso triste, pues sabía perfectamente cual sería su decisión. Rick volvería a trabajar con esta mujer y no había nada que yo pudiese hacer para detenerlo.

RICK
llegue a casa tarde, pensando que me encontraría con una Lisa molesta, por decirlo menos, pero me encontré con la casa vacía y las luces apagadas. Entré a nuestra habitación y me quite la chaqueta, camine hasta el salón de la casa y me senté en el sofá, no sin antes servirme una copa de cogñac, no acostumbro beber, pero hoy sentí que necesitaba una copa.
Después de beber un sorbo de la copa, dejé caer mi cabeza sobre el respaldo del sofá y cerré mis ojos, tratando así de aclarar mi mente, pero no sirvió de mucho, las imágenes de Sue hoy en la recepción se me repetían una y otra vez, su rostro, su sonrisa, su coquetería innata, su perfume, todo parecía dar vueltas en mi cabeza. De hecho no había podido sacarme su imagen en toda la tarde y a pesar de todos los problemas que veía venir, yo ya había tomado una decisión. Volvería a trabajar con Sue, necesitaba volver a trabajar con ella, sentir algo de aire fresco, por llamarlo de alguna manera.
Pero a pesar de estar decidido, tenía ahora la difícil misión de convencer a Lisa, no quería pasar por sobre ella, no quería lastimarla y ciertamente no quería que los rumores comenzaran a esparcirse nuevamente como había sucedido en Tirol, donde todo el mundo comentaba que yo tenía un amorío con Sue, a pesar de que este nunca llegó a concretarse.
Y mi lado mas calculador y frío pensaba que si lograba la aprobación de Lisa, esta dejaría de sospechar que había algo entre Sue y yo, y así nos dejaría solos y no la tendríamos siempre al acecho, lo que nos permitiría a Sue y a mi un poco más de privacidad y así recuperar el tiempo perdido.
Me asombraba el encontrarme pensando estas cosas, planeando estrategias para no llamar la atención de Lisa, para alejarla, para que no sospechara nada, era como si estuviese cubriendo mis huellas antes de cometer un crimen y mientras más lo pensaba mas trataba de dejar mi mente en blanco, para no sentirme culpable, pero inevitablemente me encontraba planeando estrategias para que Lisa no se percatara de lo que sentía por Sue.
Bebí el contenido de la copa y me rellene enseguida la misma, mientras pensaba en el discurso que le daría a Lisa para convencerla. Tenía todas las palabras ensayadas mentalmente para cuando Lisa entró en la casa.
Solo me basto ver su rostro para comprender que sabía lo que le pediría y aunque sé perfectamente que fingió estar de acuerdo con mi decisión, no pude evitar sentirme feliz, tendría a Sue a mi lado nuevamente y aparentemente Lisa no estaría sobre mi vigilándome.
Me asusto por otro lado escucharme hablarle de esa manera, si bien no le había mentido, le había hablado con una convicción de la que yo mismo dudaba, si estuviese tan seguro de mi amor por Lisa como se lo había dicho ¿entonces porque estaba tan desesperado por estar junto a Sue?. Y mientras más revisaba mis palabras mas me asustaba, porque note en el fugaz beso de Lisa que ella tampoco estaba segura de que yo hubiese dicho las palabras que dije desde mi corazón. Su beso fue triste, fue casi un beso de despedida y eso me hizo arrepentirme de mis palabras y cuestionarme al mismo tiempo si sería capaz de seguir adelante con esto, preguntarme si sería capaz de mentirle tan descaradamente como sería necesario mentirle para que no sospechara de lo que sentía por Sue.

Lisa
Me desperté temprano, hoy me correspondía dar clases en la academia. Mi transporte me esperaba puntual en las afueras de mi casa y Caroline me acompañaba como siempre.
Llegue al salón y todas las alumnas ya estaban allí, me coloqué el atuendo necesario, luego salude a mis alumnas y estabamos a punto de comenzar la clase cuando la puerta se abrió y tras ella apareció nada más y nada menos que Sue Graham
-lamento el atraso, vengo a la clase de defensa personal- dijo ella con un tono un poco chillón
-pasa- dijo Caroline que estaba cerca de la puerta
-¿quién es la instructora?-
-yo- contesté y las alumnas parecieron abrirse para que Graham y yo nos miráramos a los ojos
-¿usted?- preguntó Graham entre divertida y asombrada
-sí ¿porqué?-
-bueno para empezar pensé que la clase la daría una praxiana y alguien un poco más joven- dijo Grahan, diciendo esto ultimo un poco más bajo
-escucheme una cosa usted, la almirante aquí es..- se apresuro a contestarle Caroline, pero yo la interrumpí
-recuerdo que no eras mala en las artes praxianas, veamos si aún las recuerdas- dije camine hasta el centro del salón donde se realizaban las peleas
-¿quiere que pelee con usted?- preguntó Graham casi irónicamente
-quiero que me demuestres si aún recuerdas las artes de la hermandad- dije desafiante.
Graham camino hacia, traté de concentrarme de no dejar salir mi ira hacía esta mujer, porque no pensaba golpearla, oh no iba a hacer algo peor, la iba a dejar en ridículo.
Graham comenzó a mirarme y a moverse a mi alrededor indecisa, no sabía si atacar o no y finalmente se decidió a atacar, la esquive brillantemente, haciéndola trastabillar
-primer error, fijar bien el centro de equilibrio- dije a la clase mientras me volvía hacia Graham que se enderezaba y trataba de atacarme nuevamente
Esquivé cada uno de los ataques casi sin moverme del lugar donde estaba, solo flexionándome o girando alrededor de Graham y mientras lo hacía criticaba cada uno de los movimientos de Graham y hacía notar a mis alumnas que era lo que hacía deficiente el ataque de Graham, al mismo tiempo que esta se irritaba cada vez más y sus embestidas eran menos efectivas
-jamás dejen traslucir sus emociones en un combate, les puede costar la vida- acoté antes de que Graham se tropezara y cayera al piso, para ponerse de pié rápidamente
-ahora les mostrare como se efectúa un ataque- dije calmadamente y una exclamación se escucho por todo el salón
Graham trato de adelantarse, pero no consiguió nada, en menos de diez segundos la tenía tumbada en el piso completamente inmovilizada y a punto de aplicarle un golpe mortal, que obviamente jamás efectué
-así es como se ataca correctamente, pero recuerden que solo deben hacerlo en defensa, cuando su vida este en peligro o cuando una misión así lo indique- dije poniéndome de pié y ofreciéndole la mano a Graham
-gracias, puedo sola- dijo Graham poniéndose de pié a duras penas
-y lo más importante jamás juzguen a su enemigo por su apariencia o sus condiciones ¿no es así señorita Graham?- dije con una sonrisa, mientras Graham se miraba los nudillos enrojecidos
-si almirante- contestó Graham completamente disminuida, lo que provoco una risilla de todas las alumnas
-creo que la clase ha terminado por hoy, hoy aprendimos exactamente que es lo que no se debe hacer, gracias a la teniente comandante Graham- dije y esta vez todas las alumnas rieron abiertamente.

RICK
Cité a Sue a mi oficina y mientras la esperaba me paseaba nervioso de un lugar a otro evitando mirar la fotografía de Lisa que parecía seguirme en mis caminatas por la oficina. Finalmente la puerta se abrió y Sue apareció, luciendo espléndida en su uniforme de teniente comandante, el que tenía una leve similitud con el uniforme que usaba Lisa cuando tenía ese grado
-me mandó a llamar almirante- dijo ella suave y lentamente
-si comandante, quiero comunicarle personalmente su nueva destinación- dije serio
-porque presiento que será algo maravilloso- dijo ella acercándoseme
-quiero que vuelvas a trabajar para mi Sue, que filmes el documental que querías hacer-
-¿hablas enserio?- me preguntó y sus ojos destellaban
-claro que sí- dije con una leve sonrisa
-¡oh Rick no sabes lo feliz que me haces!, no sabes lo mucho que deseaba esto, que deseaba volver a estar a tu lado- dijo Sue y me abrazó
-Sue- dije nervioso y separándola un poco
-olvide que para ti han pasado casi veinte años- dijo Sue y acomodo su cabello -pero no te preocupes recuperaremos todo el tiempo perdido- dijo Sue y me sonrió, yo solo la quede mirando sin saber a que se refería
-quiero saber todo lo que ha pasado, todo, quiero pensar que en todo este tiempo he estado al lado tuyo- dijo Sue
-tomara tiempo ponerte al día- dije sonriendo
-para ti tengo todo el tiempo del mundo y mientras más tiempo pasemos juntos mejor- dijo ella coqueta
-Sue- contesté un poco intimidado
-sera como en Tirol, todo volverá a ser tal como lo recuerdo- dijo ella y mi corazón se detuvo por unos instantes "como en Tirol, tal como lo recuerda" pensé y entonces tuve la certeza de que seguía sintiendo lo mismo por mi y que todos los años que han pasado por mi no le importan. No pude evitar sonreír, pero de pronto el sonido de mi teléfono me saco de mis pensamientos
-Sue, debo irme, me necesitan en la sala de comando- dije después de colgar el teléfono
-¿Cuándo comenzamos?- me preguntó ella siguiendome hasta la puerta
-mañana a primera hora ¿te parece?- le pregunté-
-cuando tú quieras, ya sabes que soy toda tuya- dijo ella meneando su cabeza, lo que hizo que su cabello flotara por el aire
-entonces nos vemos- dije y me aleje silenciosamente, mientras mentalmente contaba los minutos para comenzar a trabajar con ella.

LISA
Habían pasado algunos días desde que había recibido la confirmación de que Graham haría un documental sobre Rick y como si eso fuera poco, la muy descarada había pedido una audiencia conmigo para entrevistarme acerca de los logros del almirante Hunter. Accedí a la entrevista a regañadientes, pues aún no podía sacar de mi cabeza la desconfianza que sentía hacia ella y para hacer peor las cosas, se habían comenzado a repetir las cosas que habían sucedido en Tirol. Rick llegaba tarde a casa, se pasaba la mayor parte del tiempo con Graham, pues ella lo seguía a todas partes "ya que así podría captar al Almirante en su vida diaria" y como si eso no fuera suficiente cuando Rick llegaba temprano a casa se lo pasaba hablando de las maravillas que hacía Graham para desarrollar su trabajo.
Por todo esto había tomado una decisión, de la cual no estaba para nada orgullosa, pero en una parte de mi mente y mi corazón estaba segura era la correcta.
-Pasa Caroline- dije cuando vi a la teniente Jenssen abrir la puerta
-digame Almirante- me preguntó la teniente con un poco de curiosidad
-necesito encomendarte a ti y al teniente Van der Roehr una misión especial-
-claro almirante ¿en qué consiste?-
-necesito que mantengan vigilada a la teniente comandante Graham-
-¿a la comandante Graham?- preguntó Jenssen sorprendida
-si teniente, necesito que la mantengan vigilada sin que lo note-
-¿algo así como espiarla, almirante?- preguntó Jenssen ahora un poco temerosa
-No, solo necesito saber que hace, en especial cuando esta sola con el almirante Hunter-
-claro Almirante, ¿alguna otra instrucción especial?-
-no teniente, solo necesito que mantengan vigilancia especial sobre Graham, hay algo que hace que no confié en ella-
-claro almirante como usted diga-
-solo una cosa más no quiero que nadie se entere de esto y menos el almirante Hunter- dije seria
-pierda cuidado almirante, nadie se enterara de esto-
-bien Caroline, ahora puedes retirarte-
La Teniente salió de la oficina y yo me quede dudando si había hecho lo correcto, pero la orden ya estaba dada y yo necesitaba saber que hacía Rick cuando estaba a solas con Graham, en parte por curiosidad, en parte por inseguridad y sobre todo por celos.

Rick
estaba sentado en mi oficina revisando el informe que presentaría al consejo cuando de pronto la puerta de mi oficina se abrió y Sue apareció tras de ella
-hola Rick ¿molesto?- pregunto sonriendo
-claro que no, pero voy de salida- le contesté
-no importa, cualquier momento contigo es valioso- dijo Sue y cerró la puerta
-Sue- dije un poco nervioso y volviendo la vista al informe
-hablo enserio, además tú sabes que es verdad- dijo ella y apoyo sus manos en mi escritorio y se inclino hacia mi, sugerentemente -tú sabes que amo pasar tiempo contigo-
-a mi también me agrada pasar tiempo contigo- le contesté, dejando esta vez de lado en informe y mirándola a los ojos
-lo sé, solo que desearía que pasáramos más tiempo juntos, me siento tan sola aquí, es como si no conociera a nadie- dijo ella con una voz frágil
-Sue- dije y rodee mi escritorio, hasta que estuve a su lado -a mi también me gustaría pasar más tiempo contigo, pero estoy tan ocupado con esto del despegue del SDF-5, pero te prometo que cuando todo esto termine pasaremos más tiempo juntos-
-todo era más simple en Tirol, como desearía que estuvieramos allá- dijo Sue
-tienes razón, en Tirol todo era más fácil- dije y no pude evitar un suspiro -pero no te preocupes, todo volverá a ser como en Tirol, te lo prometo y recuperaremos todo el tiempo que perdimos- dije y acaricié suavemente su rostro
-Rick- dijo ella y tomo mi mano con una de las suyas y la retuvo en su rostro -no sé si pueda esperar tanto tiempo- agregó Sue y me miro a los ojos, con una mirada tan profunda y potente que me dejo paralizado y me recordó el beso que nos dimos en Tirol
-Señor estamos retrasados para la reunión- dijo mi ayudante abriendo la puerta de mi oficina sin golpear, lo que hizo que de un salto me alejara de Sue y que ella también retrocediera
-voy enseguida- le contesté turbado a mi ayudante
-¿te molesta si te acompaño?- me preguntó Sue como si nada hubiese pasado
-si quieres- le contesté mientras tomaba mi carpeta, esperando que dijera que no, no quería que Lisa nos viera llegar juntos
-claro que quiero- dijo Sue y me acompaño hasta la Sala de juntas, donde todo el consejo incluyendo a Lisa ya estaban reunidos.

Lisa
Habían pasado poco menos de una semana desde que había dado la orden de que Jenssen y otro teniente mantuviesen vigilada a Graham, lo que en realidad era una mera excusa para mantener vigilado a Rick y aunque cada vez que hablaba con Rick me sentía levemente culpable y mal por haber dado esta orden, pues él había experimentado todo un cambio de actitud en estos días, ahora parecía tan transparente y honesto que me hacía creer que nada pasaba entre él y Graham. Pero cuando no estaba con él o cuando me había topado con ellos sin previo aviso y los había visto demasiado compenetrados juntos, tal como los había visto en Tirol, sabía que mi decisión había sido la adecuada, pero no por ello la correcta.
Hoy me correspondía presentar un informe para el consejo interestelar respecto a la construcción del sdf-5, el cual estaba prácticamente listo. El informe lo daría en la sala de conferencias del comando unido de la tierra unida y estarían presentes todo el altomando de las fuerzas armadas, lo que obviamente incluía a Rick, a Scott Bernard, a Vince Grant, a Jean Grant, Jack Backer, Karen Penn y muchos otros nombres conocidos y por sobre todo la mayoría amigos.
La teniente Jenssen me esperaba afuera de mi oficina con la carpeta que contenía la información para la reunión, para que nos encamináramos a la sala de reuniones y junto a ella estaban tres efectivos más de mi guardia personal.
Finalmente salí de mi oficina y junto a mi escolta me dirigí a la sala, todos estaban ya allí, a excepción de Rick, quien llegó unos segundos después acompañado de Graham quien al verme se despidió de Rick y se alejo
-¿qué sucede Graham no va a entrar pegada a ti a la reunión?- pregunté un poco molesta y Jenssen y el resto de la escolta se alejaron unos pasos
-no tiene porque entrar, no esta calificada para eso- me contestó Rick serio.
Quería contestarle algo, pero su respuesta me saco de lugar, no pense que él estuviese tan consciente del lugar que ocupaba Graham, era como si él mismo la considerara insignificante.
Solo logre abrir la boca y articular un ah o algún monosílabo
-Lisa tu bien sabes que esta es una reunión del alto mando y Graham es solo una vídeo- fotógrafa- dijo Rick y a continuación puso su mano derecha en mi hombro derecho atrayéndome un poco hacia él -ahora porque no entramos, nos están esperando- dijo guiñándome un ojo
-claro, no podemos hacerlos esperar- dije con una leve sonrisa y entramos a la reunión, di un vistazo a todos los presentes y mi vista se fijo particularmente en Marleen y en Aurora, ambas jóvenes delicadas y aparentemente frágiles quienes eran las miembros mas jóvenes del consejo interestelar, pero no por ello menos importantes.
Escuché las exposiciones de todos y finalmente me puse de pié para exponer, Jenssen se acercó a mi y me facilitó la carpeta.
-miembros del consejo, me encuentro aquí para informarles de los avances del SDF-5 el cual estará completamente terminado dentro de tres días más, ayer visite el nuevo satélite fabrica y comprobé con mis propios ojos que los técnicos solo realizan ajustes de ultima hora y que la obra gruesa por así decirlo de la nave esta terminada, solo se están chequeando los sistemas de soporte de vida y de armamento los que se encuentran en un 75% concluidos- dije y aclare mi garganta, era la hora de la revelación, ya no podía seguir ocultando la información del consejo -pero no es esa la razón por la que hoy presento este informe, la razón de mi presencia aquí es para comunicarles información clasificada, del mas alto nivel, la cual es solo conocida por mi persona y algunos técnicos involucrados en la construcción del sdf-5. Ayer por la tarde se terminó de instalar un sistema de más alta tecnología en la nave, el cual no ha sido probado antes en una nave de la envergadura de una nave de la clase sdf, este mecanismo permitirá a las naves terrestres de colonización entrar en una nueva etapa y así mismo tratar de evitar bajo cualquier circunstancia un nuevo conflicto armado con cualquier raza que habite el universo y si el conflicto es inevitable nos proporcionara una ventaja arrolladora. La humanidad no puede perder mas vidas ni verse sometida nuevamente a guerras espaciales de la envergadura de las que ha tenido que enfrentar. Es por eso que bajo mis instrucciones los técnicos y científicos han desarrollado un sistema sombra que permitirá hacer al sdf-5 invisible al ojo humano o a cualquier otro, permitiendo que esta nave se encuentre en una cuarta dimensión. Esta cualidad nunca antes probada en una nave de las dimensiones de una nave colonizadora esta conectada a los sistemas de trasposicion y funciona basado en la neoprotocultura desarrollada por nuestros científicos. Las ventajas son claras, la nave podrá así hacerse invisible ante un ataque enemigo y poder evitarlo o de encontrarse necesariamente involucrada, el hecho de ser completamente indetectable le da una ventaja inigualable en el plano militar. Esta nueva flota de naves y esta característica especial del sdf-5 de convertirse en una nave sombra, ha sido bautizada por los científicos como phantom float y es el nombre que llevara toda la flota que será encabezada por el sdf-5 y las naves que lo acompañan en su expedición que tiene como fin expandir la raza humana en todo el universo- cuando termine de hablar pude sentir el asombro de los miembros del consejo, todos me miraban incrédulos de lo que decía, finalmente el primero en articular palabra fue Rick
-¿porqué mantuviste todo esto en secreto?-
-no quería que la resistencia se enterara y por lo complicado y tentativo del proyecto con los científicos preferimos guardarlo en secreto- conteste
-una jugada increíblemente arriesgada, pero al parecer dio sus frutos- dijo uno de los integrantes de mas edad del consejo
-ciertamente Senador White, pero creo que valió la pena, ahora contamos con una flota de naves con la mejor tecnología jamás puesta en órbita- contesté
-claro que valió la pena, se puede decir que ahora tenemos una armada invencible- dijo Baker con su habitual entusiasmo.
-la flota no fue construida con esos fines Jack, la flota busca por todos los medios evitar conflictos pero si estos se presentan tendremos una clara ventaja- dije
-tal como dijo la almirante debemos preservar la humanidad y evitar las guerras, las muertes deben acabarse y una manera de comenzar es evitando los conflictos- dijo Aurora
-esa es la idea, debemos expandirnos por el universo pero en paz- dije seria
-la raza humanda debe buscar su lugar en el universo, pero no como lo hizo la Regis y además no solo la raza humana debe buscar la paz todas las razas deben hacerlo- agrego Marleen
-esa es la misión del consejo, por ello nos reunimos aquí, para protegernos entre todos y buscar la paz- dijo Jean -y creo que gracias a la Almirnate Hayes hemos dado un paso más-
-ciertamente, por lo mismo esperamos el momento en que la Almirante nos confirme que ha aceptado el grado de comandante en Jefe de las fuerzas Armadas interestelares- dijo Vince
-aun no he decidido si acepto la propuesta o no, por ello le pido al consejo que me dé mas tiempo para pensarlo- dije mientras me sentaba
-pues ya ha tomado decisiones como si fuera la comandante en Jefe, ocultándole información tan importante al consejo- dijo Seaton un senador que en varias oportunidades había demostrado estar en contra del cuerpo unido de las fuerzas terrestres
-actué de acuerdo a lo que me pareció mejor tanto para la tierra, como para las fuerzas armadas y ciertamente cuidando los intereses del consejo- contesté un poco molesta
-las decisiones de la almirante no están en tela de juicio y creo que debemos estar agradecidos de su ingenio y su preocupación por velar por la paz- dijo Aurora en mi defensa
-gracias Senadora Sterling- dije
-bueno creo que es momento de dar por terminada la reunión, realizaremos una nueva reunión dentro de dos días, donde esperamos que la construcción del sdf-5 este completamente terminada y desde luego antes de la fecha creo que todos los miembros de este consejo necesitamos un informe completo de esta nueva tecnología que llevara la Phantom Float- dijo el senador White
-pierda cuidado senador, ahora mismo le entregare a cada uno de los miembros del consejo un informe respecto a esta tecnología- dije y Jenssen comenzó a entregarles una carpeta a cada uno de los miembros del consejo.
Todos se retiraron y solo quedamos en la Sala Rick y yo
-he de decir que te luciste hoy en la reunión ¿porque no me contaste de esta nueva tecnología?- dijo Rick un poco sentido
-porque todo era muy improbable, además los técnicos estuvieron a punto de desechar la idea, solo tuvimos suerte con la idea hace unos dos meses-
-vaya que supiste guardar bien el secreto- dijo Rick con una sonrisa
-en fin, no es de eso que quiero hablar contigo- dije y me senté unos minutos
-¿de que entonces?-
-bueno el sdf-5 estará finalmente en la tierra dentro de una semana o menos y pensaba que tú dieras el discurso de bienvenida cuando aterrizara-
-pero tú has sido la encargada de la nave, ¿no crees que es justo que la recibas?-
-si, pero ese día la tripulación abordara por primera vez la nave y tú eres el almirante más fuertemente ligado a las tropas, creo que lo más correcto es que tú des el discurso-
-¿y que hay de ti?, ¿no piensas participar en esto?-
-sí, quizás de el discurso el día del despegue-
-eso me parece bien, debes despedir adecuadamente a tu hijo- dijo Rick con una sonrisa
-muy gracioso- dije sonriendo también cuando de pronto la puerta se abrió
-Rick ya me aburrí de esperarte afuera, tú sabes que no soy muy paciente- dijo Graham con una voz melosa hasta que se percato que yo estaba allí
-almirante no sabía que estaba aquí- dijo Graham mirándome perpleja
-no se preocupe comandante, ya me voy no quiero que siga esperando- dije poniendome de pié tomando mi carpeta, mientras mi rostro cambiaba de una expresión alegre a una expresión en extremo fría casi pétrea
-no Lisa, la comandante puede seguir esperando- dijo Rick nervioso
-no te preocupes Rick, soy yo la que se va, se cuando estoy demas y creo que ahora es así- dije y salí de la habitación furiosa dando un portazo.

Rick
Estaba amenamente conversando con Lisa cuando de pronto la puerta se abrió y apareció detrás de ella Sue, tan impetuosa como siempre, con su caminar cadencioso y su voz dulce, quejándose porque había estado demasiado tiempo esperándome.
El solo hecho de verla entrar cuando estaba conversando con Lisa, y de la manera en que ella entro me puso la piel de gallina inmediatamente, traté de actuar lo mejor que pude y restarle importancia a la presencia de Sue, pero no sirvió de mucho, Lisa estaba furiosa y salió de la dala de juntas dando un portazo que perfectamente podría haber botado la puerta abajo.
Yo estaba molesto y confundido, es decir, estaba molesto porque Sue había interrumpido de esa manera tan violenta, sin importarle que Lisa aun estaba allí y que ella puede comenzar a sospechar de nosotros nuevamente y separarnos. Y por otro lado esta confundido con la reacción de Lisa, se estaba comportando nuevamente como la joven insegura y haciendo las mismas rabietas que hacía cuando protagonizábamos nuestra pequeña teleserie en Macross, me asusté, temo que Lisa este cayendo nuevamente en ese espiral de autodestructivo en el que se ve envuelta cuando pierde la confianza en si misma, que se convierta nuevamente en la persona insegura, temerosa y con cero autoestima, me asusta estar haciéndole eso. Porque por mucho que quiera estar con Sue, no puedo dañar a Lisa.
Entonces la suave voz de Sue me saco de mis pensamietnos.
-lamento que su esposa se molestara- dijo ella
-esta bien, no te preocupes- le contesté
-¿no te recuerda algo esta situación?- dijo Sue mientras se paraba frente a mi
-¿qué me puede recordar?- pregunté nervioso, aun tratando de sacudirme los pensamientos de preocupación por Lisa
-vamos, se que lo recuerdas- dijo ella inclinándose un poco más hacia mi
-Sue- dije esquivándola y poniéndose de pie
-esto me recuerda esa vez en la sala de juntas en Tirol, en la que casi fuiste mío- dijo ella poniéndose una mano en la cintura.
-eso fue hace mucho tiempo- dije aclarando mi garganta, tratando de controlarme. Recordaba perfectamente cada uno de los momentos que pasamos juntos en esa sala de juntas, pero tenía que ser fuerte, no podía caer, al menos no aquí.
-para ti, pero no para mí y créeme esta vez no te dejare escapar- dijo Sue y camino hasta la puerta y la cerró con llave
-¿qué crees que haces Sue?- pregunté llegando hasta donde estaba ella, estaba un poco asustado. Conocía demasiado bien a Sue y temía que si Sue decidía seguir adelante con esto yo no me iba a poder contener, era demasiado el tiempo que había estado esperando por tenerla nuevamente entre mis brazos.
-lo que escuchaste Rick, esta vez no te dejare escapar como esa vez en Tirol- dijo ella con una voz cargada de sensualidad
-te recuerdo que soy un hombre casado- dije utilizando el unico argumento que se me ocurrio para tratar de disuadirla, no podía seguir con esto, no aquí.
-ese no fue impedimento en Tirol-
-en Tirol nunca paso nada- dije tratando de esquivarla, de esquivar su mirada, de evitar mirarla, de ver su cuerpo, sus ojos, su sonrisa.
-solo porque siempre alguien nos interrumpía-
-Sue ...- dije pero ella puso su mano sobre mi boca
-se que me deseas tanto como yo a ti- dijo Sue en un susurro enloquecedor cerca de mi oído
-Sue basta alguien puede venir- dije ya completamente desesperado, estaba en el limite, mi autocontrol estaba desapareciendo
-la puerta esta cerrada- dijo ella y comenzó a caminar en mi dirección, haciendo retroceder hasta chocara con la mesa
-Lisa puede volver- dije casi inconscientemente, era el ultimo recurso que tenía ya para no caer en la tentación que significaba Sue
-esta demasiado preocupada con su nueva nave como para darse cuenta, tal como en Tirol-
-esto no esta bien Sue- dije ya a punto de rendirme, tratando de apelar a la cordura de Sue, porque la mía la había perdido por culpa del perfume intoxicante de Sue que ahora me envolvía debido a su cercanía
-vamos Rick se que sientes cosas por mi, lo veo en tus ojos, son los mismos ojos con que me miraste esa vez en la sala de juntas donde me tomaste en tus brazos y me besaste con una pasión que jamás había experimentado-
-han pasado muchas cosas desde entonces Sue, yo ya no soy el mismo- ya no controlaba lo que decía, algún lugar de mi cerebro aún era capaz de pensar y lo estaba haciendo por cuenta propia
-a mi no me engañas Rick, son los mismo ojos de pasión contenida, los mismos con los que me mirabas esa vez, que de no ser por un ataque invid hubiésemos terminado haciendo el amor en una mesa igual a esta-
-escucha Sue, lo que paso en Tirol- dije tratando de soltarme de Sue, ya no podía más si seguía así, tan cerca de ella me iba a dejar llevar y eso no podía hacerlo aquí, no en la sala de juntas.
-lo que paso en Tirol no se va a repetir aquí, esta vez no te dejare escapar- dijo Sue y de pronto me beso, fue un beso tan rapido y cargado de pasión que no fui capaz de contestar
-Sue alguien puede venir- dije entrecortadamente debido a los besos de Sue que en un comienzo traté de evitar pero que estaba demasiado ansioso por contestar, estaba loco por besarla, por abrazarla, por acariciarla, estaba completamente loco por ella
-la puerta esta cerrada, nadie va a entrar-
-¿qué pasa si hay una emergencia?- articulé dificultosamente y ahora había tomado el rostro de Sue entre mis manos , necesitaba verla a los ojos, para cerciorar que la pasión que se hacía palpable en sus besos era real
-se las pueden arreglar sin ti, ahora solo somos tú y yo- dijo ella y comenzó a desabrocharse la chaqueta del uniforme
-esto es un error Sue, yo estoy casado- dije preocupado, lo único que quería era besarla, estrecharla entre mis brazos, pero no aquí, no donde podríamos ser descubiertos. Y eso era lo único que me preocupaba, que alguien entrara por esa puerta, pero mi deseo por Sue era mayor que cualquier otra cosa en este momento, finalmente después de tanto soñarlo la tenia nuevamente entre mis brazo y eso era lo único importante en mi vida, era en lo único en que podía pensar, nada más todo lo demás había desaparecido, solo éramos Sue y yo.
-shhh, eso no importa ahora- dijo ella y me beso nuevamente


Continuará....


Dom May 16, 2010 12:28 am
Perfil
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 1 mensaje ] 

No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Forum style by ST Software.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro